“La mayoría de personas con discapacidad no trabaja por falta de oportunidades” (uni>ersia/ España)

 Enrique Rovira-Beleta Arquitecto, responsable del “Área de Accesibilidad” en la School of Architecture de la UIC Barcelona- Universitat Internacional de Catalunya. Máster en Cooperación Internacional, Arquitectura y Emergencias. Director del Postgrado en Accesibilidad y Diseño para Todos.

Enrique Rovira-Beleta
Arquitecto, responsable del “Área de Accesibilidad” en la School of Architecture de la UIC Barcelona- Universitat Internacional de Catalunya. Máster en Cooperación Internacional, Arquitectura y Emergencias. Director del Postgrado en Accesibilidad y Diseño para Todos.

  • ¿Cuáles son las formas de discapacidad más comunes en el país?

Según estadísticas, la discapacidad física es la que tiene un mayor número de personas.

En España y cada vez más en países del mundo desarrollado, son las personas mayores las que necesitan que las ciudades sean incluyentes; dado que a medida que se van haciendo cada vez más mayores, tienen más discapacidades: al caminar más lentamente, o ir en escúteres o sillas de ruedas; y  perdiendo audición…, pudiendo utilizar audífonos; y también ir disminuyendo la agudeza visual, y siendo muchos de ellos usuarios de gafas, para leer de cerca o de lejos. Las discapacidades intelectuales y/o mentales, después de las físicas van en aumento, al también afectar a las personas mayores que tienden a tener falta de orientación, o repetir las cosas bastantes veces, o en algunos casos poder llegar a tener enfermedades como el alzhéimer, etc.

En cambio, las discapacidades visuales y auditivas tienen un número mucho más reducido de personas afectadas.

 

  • La infraestructura de las principales ciudades del país ¿son adecuadas para personas con discapacidad?

No, si son personas con grandes limitaciones en su movilidad y/o comunicación; pues necesitan que todos los detalles estén realmente bien ejecutados, y que el nivel de la accesibilidad sea elevado; pues por dos centímetros pueden tener dificultades para superarlos, o por una falta de señalización táctil o visual pueden desorientarse, etc.

En España, y desde los Juegos Olímpicos y Juegos Paralímpicos de Barcelona 1992 y la Expo de Sevilla’92, se iniciaron con ímpetu políticas de mejora de la accesibilidad, tanto a nivel normativo como de diferentes actuaciones municipales y planes de accesibilidad en las grandes ciudades: Barcelona, Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao, etc; durante toda la década de los 90 hasta la fecha, de ámbito urbanístico, edificación, vivienda, medios de transporte público, y sus correspondientes sistemas de comunicación e información.

Otras ciudades o recintos emblemáticos, han hecho un gran esfuerzo para mejorar su accesibilidad, y se les ha reconocido con premios, como Ávila, el Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife, A Coruña, Tenerife, Zaragoza, L’Hospitalet, Badalona,… y aquellas ciudades y poblaciones cercanas a los grandes núcleos urbanos anteriormente mencionados, también han ido incorporando esta política de mejora de su accesibilidad, y por lo tanto de comodidad y seguridad para todos sus ciudadanos.

Aunque todavía falta muchísimo por hacer en ellas, y en el resto de ciudades y pueblos de nuestro país para conseguir que todas las actuaciones cumplan estrictamente con la normativa vigente al faltar un distintivo, sello o marca de calidad de la accesibilidad.

 

  • ¿A qué retos se enfrenta una persona con discapacidad en el país?

Las personas con discapacidad todavía son desconocidas, y la mayoría de ciudadanos sólo ve las discapacidades pero no conoce sus capacidades, porque falta muchísima información sobre ellas.

Las diferentes asociaciones y organismos de personas con discapacidad: Cermi, Predif, Aspaym, Federación Ecom, Acapps, Fesoca, etc;  han favorecido mucho el conocimiento de la población de las personas con discapacidades; pero sin lugar a dudas la ONCE, gracias entre otras cosas al cupón de su lotería, ha facilitado el conocer a las personas con discapacidades visuales y ceguera. En cambio, las personas con discapacidades auditivas así como aquellas con discapacidades cognitivas son actualmente muy desconocidas todavía por la población.

Hoy en día en España, se está empezando a proponer normativas donde se incluyan productos y servicios de apoyo accesible para personas sordas, ciegas y/o con discapacidades intelectuales/mentales, porqué la normativa obliga a ello.

Se sigue trabajando con personas con discapacidades físicas, y en Cataluña existe un decreto de habitabilidad que obliga a que todas las nuevas viviendas de obra nueva, sean como mínimo practicables; es decir, que todas las personas que viven en ellas o que  compran nuevas viviendas van a poder durante toda su vida, y tengan o no discapacidades, utilizarlas con comodidad y seguridad, y en el caso de que sean estas discapacidades muy importantes, con un mínimo coste económico se las podrán acondicionar y/o personalizar.

 

  • ¿Las empresas están preparadas en mobiliario y disposición para contratar a personas con discapacidad? ¿cómo debería de ser la infraestructura de una empresa incluyente?

La mayoría de personas con discapacidad no trabaja por falta de oportunidades de ofertas de trabajo adecuadas a sus capacidades; o bien, por su falta de estudios debido a que muchos de ellos no han podido acceder a la universidad ni a un uso docente reglado; o bien porque las empresas y sus puestos de trabajo no son accesibles.

Según la normativa, las empresas de más de 50 trabajadores tienen la obligación de reservar puestos de trabajo para personas con discapacidad; si son privadas han de tener un 2% de sus empleados y si son públicas un 7%. Estos porcentajes realmente no se cumplen, y en los últimos años, y sobre todo en las empresas multinacionales se está haciendo un esfuerzo para irlas incorporando en sus plantillas de trabajadores como una medida de mejora de su Responsabilidad Social Corporativa, y también con la posibilidad de obtener incentivos y rebaja de los impuestos al contratarlas.

Cuando se trabaja con una persona con discapacidad, todos descubren sus capacidades, empezando por sus propios compañeros y en poco tiempo, pasa a ser una situación absolutamente normalizada, y que además favorece la integración de estas personas con discapacidad, y mejora el evitar bajas laborales al ser los entornos de trabajo accesibles.

Sin lugar a dudas falta potenciar más ayudas por parte de la Administración, para que se facilite a empresas más pequeñas, la contratación de personas con grandes discapacidades.

Las instalaciones de las empresas realizadas hace tiempo, no están preparadas para personas con discapacidad; en cambio, los edificios que son relativamente recientes tienen preparadas algunos de sus espacios, elementos o mobiliario,… pero exclusivamente porque lo exige la normativa.

Lo ideal sería que los puestos laborales de los trabajadores con discapacidad se tienen que ir personalizando en función de sus capacidades.

 

  •  ¿Qué propondría para mejorar la inclusión de este sector a la sociedad?

Dar mucha más información y formación a las empresas y a la sociedad en general sobre las ventajas que tiene contratar personas con discapacidad, tanto a nivel de reducción de impuestos como para evitar bajas laborales, al ser todo mucho más accesible y seguro; y así mismo al contratar a estas personas la imagen de la empresa mejora delante de todos los clientes.

Todos, van a descubrir como trabajadores con discapacidad, son personas que nunca fallan en el trabajo e intentan hacerlo siempre lo mejor posible,… pues realmente ellos saben que no es fácil de conseguir trabajo en sus circunstancias.

 

  • ¿Qué papel juega la educación en la inclusión y movilidad de esta población?

Absolutamente imprescindible, hay una falta de información y de formación sobre las personas con discapacidad y de sus posibilidades. Es primordial que en todas las Universidades y Colegios de Primaria y Secundaria, existan asignaturas y talleres prácticos que hablen y faciliten conocimientos sobre las capacidades de las personas con discapacidad, y como ello redunda en un beneficio y mejora de la calidad de vida ‘ara todos los ciudadanos.

Es necesario, que sobre todo en las escuelas de arquitectura, de diseño, de enfermería y de ciencias de la salud, y de estudios sociales, exista en los programas de grado asignaturas obligatorias sobre personas con discapacidad y accesibilidad; para que así todos los estudiantes y profesores descubran como se pueden realizar entornos, diseños, edificios, viviendas, medios de transporte y de comunicación, productos, servicios, etc; para todos ellos incluyan la accesibilidad de una manera normalizada, sin ser nada especiales, y por tanto, con un coste económico estándar o muy asumible.

Como conclusión final considero que “la arquitectura de este siglo XXI es la arquitectura de la gente mayor”, y que “una de las nuevas mediadas de la arquitectura es la silla de ruedas, porque si pasa la silla, pasamos todos”; y además, si incorporamos todos los sentidos de la vista, el oído el tacto, olfato… y el sentido común en todos nuestros diseños, conseguiremos CIUDADES INCLUYENTES.

Entrevista retomada de http://noticias.universia.es/cultura/entrevista/2015/11/20/1133931/mayoria-personas-discapacidad-trabaja-falta-oportunidades.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s