De cómo el periodismo estigmatiza la salud mental (Fernanda Sánchez J @vozdisidente Sinembargo/ México)

Por considerarlo de especial interés, el obervatorio de medios OMCIM reproduce este texto sobre las buenas y malas prácticas informativas sobre salud mental. Muchas de estas reflexiones se pueden aplicar a los retos y a la responsabilidad necesaria para informar sobre temas de discapacidad.  

Es un texto de interés general pero consideramos necesaria su difusión entre profesionales, estudiantes y profesores de periodismo. Es un texto de interés general para lograr mejores prácticas de comunicación

Sinembargo.mx / Redacción / Por Fernanda Sánchez Jaramillo

Titulares sensacionalistas, falta de exactitud en la información y relacionar la enfermedad mental con la violencia son algunas de las fallas al informar sobre salud mental.

“El mayor error es establecer una relación causal entre la enfermedad mental de una persona y una acción”, Lawrence Kutner

“Un esquizofrénico podría estar a su lado”. Un titular sensacionalista, que reduce al individuo a su enfermedad, un texto sin contexto, estigmatizante y que generaliza sobre la supuesta agresividad de todas las personas con esta enfermedad, es un ejemplo claro de lo que se debe evitar al escribir sobre salud mental.

Y estos otros también lo son: “Aranzazu: pueblo de bipolares” y “50 por ciento de los pilotos en Colombia sufrirían de depresión”, éste último publicado cuando circulaban noticias del avión de Germanwings, que se estrelló en los Alpes, y concluían que la causa del accidente fue la depresión del copiloto.

En el caso del avión, Simon Wessely, presidente del Colegio Real de Psiquiatras del Reino Unido (Royal College of Psychiatrists) aseguró que afirmar que la depresión llevó a Andreas Lubitz a estrellarlo “parece ser irresponsable y perjudicial”, dado que “muchas personas son diagnosticadas con ese trastorno […] lo cual no les impide ser profesores, abogados o médicos”.

El mayor error es establecer una relación causal entre la enfermedad mental de una persona y una acción, dice Lawrence Kutner, psicólogo y director ejecutivo de Stanford Pre-Collegiate Studies, de la Universidad de Stanford.

“’Él sufre de esquizofrenia… lo cual hace atacar a su vecino’; hay muchas personas con esquizofrenia que no actúan violentamente. ‘Ella se mató debido a su depresión’, etcétera (…) es tan fácil simplificar, reducir, que los reporteros y editores lo hacen todo el tiempo”, asegura.

Sin embargo, los medios pueden, y deben, jugar un papel importante en la reducción del daño a quienes tienen alguna enfermedad mental y no son tratados efectiva y humanamente.

“En muchas partes del mundo, la enfermedad mental sigue siendo vista como un déficit personal, un fracaso religioso, como una maldición”, insiste Kutner.

Por ello es necesario informar con exactitud, incluir el contexto cultural y tratar temas como la culpa y la vergüenza sobre los cuales no se habla. “El problema es la pobre calidad al reportar, la cual tiende a reforzar el estigma. Como consecuencia de esto, personas que necesitan ayuda se sienten avergonzadas […] tal vez sientan culpables por su enfermedad mental, tal vez crean que nada se pueda hacer […] y son caricaturizadas como personas locas o chifladas, esto tiene profundas implicaciones en políticas públicas”, finaliza Kutner.

A pesar de las generalizaciones y los estereotipos, las personas con esquizofrenia y depresión conviven con la enfermedad en diferentes maneras. “Muchos de los que experimentan un problema de salud mental están trabajando, sosteniendo a su familia y tratando de estar mejor”, dice Melissa McCoy, consultora de medios y especializada en cobertura periodística en salud mental.

La forma como los medios reportan sobre salud mental tiene un enorme impacto en cómo la gente ve este asunto. “Otra falla común es tratar a las personas con enfermedades mentales como si fueran peligrosas. La mayoría de las personas con enfermedades mentales nunca dañan a nadie, aunque a veces se dañan así mismos”, sostiene McCoy.

En Estados Unidos, por citar un ejemplo, la incidencia de crímenes contra personas con enfermedades mentales es más de cuatro veces mayor que en el resto de la población; es decir que son víctimas de violencia  y no perpetradoras como insinúan los medios.

Por su parte, la Doctora Glenda Wrenn,  profesora asistente en psiquiatría y ciencias del comportamiento de la escuela de Medicina Morehouse en Atlanta sostiene que: “Yo creo que el error más común de los periodistas es no estar adecuadamente preparados para representar el tema. Ellos saltan al aspecto sensacionalista de la historia y pierden la oportunidad de abordar asuntos más profundos y apremiantes”.

En opinión de Yahira Rossini Guzmán, jefa del área de salud mental de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana de Bogotá: “Los medios, en general, sí informan sobre salud mental, pero están muy sesgados hacia ciertos temas; además se relaciona cualquier tipo de enfermedad mental con delitos o con el suicidio y el consumo de sustancias”.

En los medios hay temas más representados que otros. “Los más frecuentes son la ansiedad y la depresión, el consumo de sustancias y los suicidios que son llamativos, pero pienso que estos temas se pueden ir desplazando”, añade.

REPRESENTACIÓN DE LAS PERSONAS

Al informar sobre salud mental, otras faltas que se cometen son no investigar y caricaturizar a las personas que viven con enfermedades y trastornos mentales.

“Hay muchos expertos en estos campos que pueden proveer una variedad de voces y puntos de vista acerca de las historias. Entender la ciencia detrás de las enfermedades mentales es fundamental para hacer un buen reporte”, afirma Arlene Notoro Morgan, asistente, de la Universidad de Temple, Escuela de Medios y Comunicación en Filadelfia.

Además es recomendable consultar varias fuentes y tener mucho cuidado con emitir una opinión personal y definir a la persona según su diagnóstico como ocurre en este texto: “Berenice es una bipolar bien creativa”; emitir opiniones lleva a que la población generalice sobre las enfermedades.

La representación sensacionalista y superficial de las enfermedades hace que cualquier persona que tenga depresión, como ocurrió con la noticia del copiloto de Germanwings, se convierta en un peligro a pesar de que: “Muchas personas vamos a padecer un episodio depresivo en la vida, pero la gente va a consultar menos por temor a los comentarios”, explica Yahira.

Otro aspecto fundamental al abordar la representación de las personas con enfermedades mentales es si es necesario exponerlas o no. La doctora Wrenn, explica que se requiere un permiso por parte de ellas. “Cuando nosotros escribimos sobre nuestros pacientes, hacemos lo necesario para conservar su anonimato, cambiamos los nombres. Es importante proteger la privacidad de las personas y prestar atención adicional cuando se habla de niños”.

Los periodistas deben permitir que las personas cuenten su propia historia en sus propias palabras, si quieren hacerlo, y aceptar que alguien más esté presente, cuando ofrecen su testimonio, si eso las hace sentir más seguras.

Además, es necesario entrevistar a expertos psicólogos, psiquiatras, líderes de las comunidades sobre las cuales se está hablando tales como latinos, afrodescendientes, árabes, indígenas, etcétera.

En opinión de Melissa McCoy, hay tanto estigma relacionado con la enfermedad mental que cada persona que se entreviste y ayude a explicar  lo que las personas experimentan es útil.

En igual sentido se expresa Arlene Notoro: “Tener a alguien que dé su identidad y su testimonio agrega validez al relato pero es un tema muy sensible. En cada caso se debe determinar qué tan importante es usarlo, usar fuentes no identificadas, fotos que cubren los rostros o no usarlas definitivamente. Si se está haciendo un video se debe ser muy inteligente al pensar cómo presentar a la persona”.

Al informar sobre salud mental también es conveniente hablar de las teorías, porque los profesionales en salud mental pueden ayudar al público a entender que ésta no es una falla de la persona y que las enfermedades mentales son tratables.

“Si la violencia causa traumas y las personas afectadas por la violencia desarrollan problemas mentales es un asunto de salud pública. Los problemas mentales deberían ser cubiertos como un problema de salud pública. Deben ser cubiertos no sólo en lo individual, sino como un reto para la sociedad”, precisa McCoy.

INFORMACIÓN RIGUROSA

Al presentar a las personas es fundamental no hacer daño, no re-victimizar al ser descuidados con el trabajo. Asimismo es esencial incluir fuentes institucionales y no institucionales.

“Es muy importante decir la verdad. Si no conseguimos las voces desde todos los segmentos, no estamos contando toda la historia y sabemos que algunos grupos, por razones históricas sufren más que otros”, añade McCoy.

Se debe tener mucho cuidado con estos temas que son difíciles de entender. Unos años atrás, recuerda Arlene Notoro, leyó una historia acerca de dos adolescentes que se quitaron la vida.

Era una narración casi romántica, comenta. Dos semanas después otros adolescentes de esa comunidad quisieron hacer lo mismo pero, por fortuna, sus padres lo impidieron. “Esa historia estaba bien escrita, bien redactada pero no debió ser publicada nunca porque contribuía al problema”, argumenta Montoro.

En este punto, Yahira Rossini insiste en que los medios podrían ayudar a explicar cómo tener una calidad de vida mejor si se piensa en la salud mental. Algunos temas que podrían ser tratados son: prevención, calidad de sueño, manejo de estrés, sintomatología depresiva y ejemplos positivos sobre personas que se recuperan.

“También creo que es importante que los medios presenten a la audiencia los contextos, buscar la exactitud […] encontrar mejores formas de comunicar; usar sus habilidades y su disciplina para reportar”, agrega Glenda Wrenn.

Por su parte, Bill Lichtenstein, presidente de Lichtenstein Creative Media, Inc. opina que es un desacierto no cubrir la salud mental como se haría con otro asunto o enfermedad.

“Los reporteros se muestran reticentes a hacer preguntas difíciles, a confirmar los datos o poner las historias en contexto […] una adecuada reportería, en cambio, ayuda a generar conciencia pública y entendimiento para reducir el estigma”.

SALUD MENTAL Y MEDIOS EN COLOMBIA

La salud mental en Colombia es una parte de nuestra historia a la cual no le prestan atención ni los medios ni sociedad en general, y ésta es una causa, entre otras, por la cual aumenta la sintomatología. Pero no se puede hablar de un país enfermo, esquizofrénico ni hipertenso ni se puede generalizar argumenta Yahira Rossini.

Rosinni también hace un llamado para no estigmatizar, como lo hace este titular: “Enfermos mentales: ¿Una amenaza de seguridad”, y a no usar términos médicos para situaciones que no lo son, como ocurre en estos casos: “La relación bipolar de Colombia con Pablo Escobar” y “La Arquitectura esquizofrénica”, por ser esta una terminología humillante para las personas que viven con alguna enfermedad mental.

Entre tanto, Diego Rodríguez, director clínico de 
Heartland Alliance International (HAI) en Colombia, con presencia en Valle y Chocó, recomienda tener cuidado con los datos estadísticos, ir más allá de los números y darle más valor a lo cualitativo.

Además, opina que se debe reconocer que se ha banalizado la violencia, que nos hemos adaptado al trauma y es momento de sanar, de establecer relaciones sanas.

Por su parte, Daniel Macía, psicólogo y miembro del equipo de Salud mental de Médicos Sin Fronteras, (MSF) en Buenaventura cree que se debe evitar brindar información que confunda a la gente y que hable de “locura”.

También sugiere no enfocarse demasiado en el evento traumático y profundizar en el afrontamiento comunitario, visibilizar cómo se recuperan las personas, plantear esa conversación.

En igual sentido se expresa Maritza Villarreal, psicóloga del Ministerio de Salud y Protección Social, quien explica que en Colombia la mayoría de las víctimas no presentan categorías diagnósticas y que es importante presentar los daños psicosociales en contexto y no como algo individual.

Asimismo, Dora Lancheros, psicóloga y directora de la Corporación Avre, que ofrece acompañamiento y atención psicosocial a las víctimas de la violencia política, asegura que la salud mental no es un asunto de locos.

“Lo que sentimos es normal en un contexto anormal […] Es importante tratar el tema de salud mental como un asunto de interés publico, promover educación en riesgo y contextualizar siempre las experiencias”, agrega.

Los medios de comunicación cumplen un papel primordial en los conceptos que las personas tienen con respecto a muchos temas, entre ellos la salud mental.

Por ello, Yahira Rossini asegura que el gran reto que tienen los medios de comunicación, es ayudar a todos, a los médicos, a los psiquiatras, a enseñarles a las personas con argumentos.

Fernanda Sánchez Jaramillo (@vozdisidente) es periodista colombo-canadiense, maestra en relaciones internacionales  y trabajadora comunitaria. Becaria Carter Center 2015-2016.

* Segunda publicación de la serie de textos de la beca Rosalynn Carter, Salud mental y periodismo.

* Guía en inglés para informar sobre salud mental: Carter Center, Journalism Resource Guide on Behavioral Health:

http://www.cartercenter.org/resources/pdfs/health/mental_health/2015-journalism-resource-guide-on-behavioral-health.pdf

* Recomendación para los lectores: revisar los artículos citados donde aparecen algunas explicaciones sobre términos, teorías y ejemplos de errores a evitar al informar sobre salud mental.

[i] Un esquizofrénico podría estar a su lado. http://www.elespectador.com/noticias/bogota/un-esquizofrenico-podria-estar-su-lado-sin-saber-padece-articulo-591256

[ii] Dormir al lado de una esquizofrénica.

http://www.las2orillas.co/dormir-al-lado-de-una-esquizofrenica/

[iii] http://www.elespectador.com/opinion/aranzazu-pueblo-de-bipolares  Tambiénhttp://www.soho.com.co/zona-cronica/articulo/aranzazu-el-pueblo-de-los-bipolares/12548

[iv] http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/50-de-los-pilotos-colombia-sufririan-de-depresion-articulo-551923

[v]http://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2015/03/150331_ultnot_germanwings_lufthansa_depresion_lubitz_awTambién: http://www.periodistadigital.com/politica/sucesos/2015/03/27/copiloto-germanwings-avion-alpes-novia-investigacion-suicida.shtml

[vi] No fue la depresión de Andreas Lubitzhttp://www.elperiodico.com/es/noticias/opinion/fue-depresion-andreas-lubitz-4062309 También: http://astillasderealidad.blogspot.com.co/2015/04/empieza-desmoronarse-la-version-oficial.html

[vii] https://actualidad.rt.com/actualidad/170615-germanwings-piloto-depresion-lubitz

[viii] http://noticiasunolaredindependiente.com/2015/06/08/secciones/que-tal-esto/hombre-que-golpea-a-mujeres-en-san-gil-no-puede-ser-judicializado/

[ix] http://www.taringa.net/posts/noticias/18569494/Piloto-suicida-se-mata-por-estar-deprimido-y-estresado.html

[x] Carter, Rosalynn. Within our reach, ending the mental health crisis. Page 7.

[xi] Conceptos de enfermedad y trastorno mental. http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2347662

[xii] Berenice es una bipolar bien creativa. http://www.eluniversal.com.co/suplementos/facetas/berenice-es-una-bipolar-bien-creativa-170053

[xiii] http://www.jornada.unam.mx/2015/04/02/mundo/019n1mun

[xiv] “Hablar del malestar en nuestra cultura no se hace porque nos gusta vivir de nuestros lugares comunes”

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=204130

[xv] ¿Una amenaza de seguridad? http://www.kienyke.com/historias/enfermos-mentales-esquizofrenia/

[xvi]  http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/12/131129_colombia_pablo_escobar_aniversario_relacion_amor_odio_aw

[xvii] La Arquitectura esquizofrénica.

http://www.elmalpensante.com/articulo/3192/la_arquitectura_esquizofrenica

Ver nota original: De cómo el periodismo estigmatiza la salud mental

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s