¡Basta de utilizar “autismo” como insulto!: Comunicación para la inclusión

Firma la petición a periodistas
Basta de utilizar al autismo y otras condiciones de discapacidad a manera de insulto.

Es común que se “utilice” –aún con buena intención, para “describir”– la palabra autismo o las características que pueden tener las personas con condición de autismo para adjetivar a alguien que no es que no pueda, sino no quiere responder, como otro se lo quisiera.

Sucede también con otras discapacidades. ¿Cuántas veces hemos leído que hay un “diálogo de sordos” en el Congreso, por ejemplo? Los sordos sí tienen diálogos y se comunican en una lengua reconocida por el Estado Mexicano: la Lengua de Señas Mexicana.

¿Qué hay un “gobierno discapacitado” o “manco”? ¿Qué tal persona es “ciega” porque no quiere ver tal realidad?

La discapacidad psicosocial también es muy utilizada: que tal persona es “bipolar” o tiene “esquizofrenia”.

Ejemplos, desgraciadamente, sobran. Los usan los políticos, los periodistas, las y los ciudadanos.

A las personas con discapacidad (personas antes que su discapacidad, no “discapacitados”) y a las familias que convivimos con ellos y ellas todos los días, nos lastima y ofende profundamente el uso de la discapacidad como un “mal ejemplo” a seguir. Como un adjetivo descalificativo.

Las personas con discapacidad y sus familias trabajamos todos los días porque se nos incluya en una sociedad, donde deseamos y tenemos derecho a la inclusión plena reconociendo nuestras diferencias. A ser considerados como un ciudadano más que necesita apoyos, sí, pero no dádivas ni “asistencialismo”, mucho menos pena.

Evidencia una falta no sólo de sensibilidad sino una ignorancia, si quieren fruto de una cultura, con respeto a la realidad y los derechos humanos de las personas con discapacidad a vivir sin discriminación (como lo marca el Art. 1º de la Constitución y ya no se diga la Convención por los Derechos de las personas con discapacidad). La discriminación, por cierto, es piedra de toque para que todos los demás derechos se puedan cumplir.

En el caso particular de los periodistas –reporteros, editores, columnistas, articulistas– esto no puede continuar.

Exigimos que estén conscientes de su papel de comunicadores y formadores de opinión. Sus textos serán leídos, escuchados, vistos, por muchas más personas y al utilizar a cualquier discapacidad como un adjetivo negativo están abonando a una cultura discriminatoria, que excluye. Que sigue abonando al “ellos” y “nosotros”; cuando debemos ser “todos”, con la condición de vida que tengamos (la discapacidad, por cierto, no es una enfermedad)

Declararemos victoria de esta petición al llegar a las 100 mil firmas. Es necesario que como sociedad aprendamos a alzar la voz ante estas cotidianas injusticias.

Firma esta carta si estás de acuerdo y compártela. Y más: contribuye mandándola a tu medio o periodista favorito. Si eres periodista, también firma para que sepamos que te llegó el mensaje.

Sigue este enlace para firmar la petición.

También puedes dejar un comentario en el blog.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s