Limitado, el acceso laboral a personas con discapacidad(Entrevista a Fidel Pérez de León-Indepedi/Excélsior)

Ilustración de Cristina Medrano
Ilustración de Cristina Medrano

Los principales factores que provocan su exclusión son las pocas posibilidades de educación, la falta de sensibilización de la sociedad y los problemas en transportación y tránsito   

por María Fernanda Navarro Excélsior (ver nota original)

CIUDAD DE MÉXICO.-  El acceso de las personas con discapacidad a un empleo en el Distrito Federal es limitado, sin embargo no hay un diagnóstico preciso respecto a este tema debido a que, hasta la fecha, no existe un registro o censo que revele las condiciones en las que se desarrolla este sector de la población.

Las instituciones capitalinas enfocadas a atender el acceso a un trabajo de dicho sector desconocen, por ejemplo, el número de personas con discapacidad que buscan un empleo o que cuentan con uno, el perfil de los buscadores de empleo e incluso a las empresas que tiene entre sus empleados personas con alguna condición que se clasifica en el rubro de la discapacidad.

Pese a la ausencia de un diagnóstico preciso, Fidel Pérez de León, director del Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad en el DF (Indepedi), señala que los principales factores que provocan la exclusión de este sector de la población a un trabajo son el limitado acceso a la educación, la poca sensibilización de la sociedad y las limitaciones de transportación y tránsito.

“En muchos casos, la sociedad y las empresas consideran que las personas con discapacidad no tienen derecho al trabajo o no tienen condiciones para ejercerlo y en este último punto tiene razón; por ejemplo, el promedio de educación de una persona con discapacidad es un tercer o cuarto año de primaria, es muy bajo”, asegura Pérez de León en entrevista con Excélsior.

El poco acceso a la educación es el resultado de la mayoría de las barreras que encuentra lo largo de su vida una persona con discapacidad, adquirida o de nacimiento.

Por ejemplo, una persona con discapacidad motriz que quiere acudir a la universidad necesita de una silla de ruedas, lo que requiere apoyo gubernamental o la capacidad económica para solventarla con medios propios; al desplazarse encuentra que el transporte público o privado es poco accesible, y una vez en el centro de estudio es necesario la sensibilización de la comunidad académica para que no corra el riesgo de exclusión, cuenta el titular del Indepedi.

De acuerdo con datos del Instituto, las personas con algún tipo de discapacidad son 4.9 por ciento de la población total de la capital del país, es decir, 431 mil personas. Martha Alicia Loza Estrada, subdirectora de Coordinación Delegacional de la Secretaría de Trabajo, menciona que son aproximadamente 200 mil las personas con estas características en edad laboral.

Loza Estrada explica que este grupo, aunque no está detallado con precisión, se divide en varios bloques, como las personas con discapacidad de nacimiento o discapacidad adquirida, las que se encuentran en edad laboral pero no buscan empleo o sus familias no se los permiten y las que sí se dan a la tarea de buscarlo.

Asimismo es necesario evaluar las aptitudes y habilidades de las personas con discapacidad.

“Una persona con discapacidad de nacimiento, o que fue muy joven cuando sufrió la discapacidad, vive y asume la discapacidad y se desarrolla y trabaja con las personas que no la tenemos. Una persona que ya en la edad adulta o por accidente o por enfermedad adquiere la discapacidad es más difícil. Entonces hay que buscar la rehabilitación, el duelo por la pérdida de algo, un miembro o un sentido, y buscar la reconversión de habilidades, eso es otro proceso mucho más largo.

“Entonces para entender las líneas de acción en materia de empleo que debemos aplicar, es necesario un sondeo por unidad territorial, sectores, etc.”, afirma Loza Estrada.

En este sentido también se desconoce el número de empresas que los contratan, incluso aquellas que en el Distrito Federal cuentan con el distintivo de Empresa Incluyente “Gilberto Rincón Gallardo” –un programa federal que reconoce a los centros de trabajo que incluyen a personas adultas mayores, con alguna discapacidad física o mental, portadoras del virus VIH, próximas a su liberación penal o con alguna preferencia sexual diferente a la heterosexual– mismas que reciben estímulos fiscales como la devolución del cien por ciento de los gastos fiscales que genere el trabajador contratado con estas características.

“Hicimos una solicitud vía transparencia, para que nos dejaran saber el número de empresas que tiene el distintivo, además de cuántas personas con discapacidad tiene contratadas en el Distrito Federal y hasta el momento distintas dependencias no nos han contestado esa información”, asegura a este rotativo.

Abriendo Espacios

Como parte de las estrategias para resolver la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las personas con discapacidad, el Servicio Nacional de Empleo cuenta con el programa Abriendo Espacios donde se ofrece atención personalizada para la vinculación laboral, capacitación o autoempleo.

De acuerdo con la subdirectora de coordinación delegacional de la Secretaría de Trabajo, Abriendo Espacios es una estrategia transversal que busca la inclusión sociolaboral del buscador de empleo.

“Contextualizamos su entorno y si observamos complejidades, canalizamos a las instancias necesarias (…), lo que hacemos cuando localizamos una vacante es que ofrecemos las habilidades laborales de las personas a las empresas, después les decimos de su discapacidad, si la empresa accede a que enviemos a la persona para entrevistarlo, le damos los datos al buscador de empleo y la entrevista depende de ellos.

También vamos a las empresas, tratamos de sensibilizar para que nos abran vacantes para personas con discapacidad, hacemos ejercicios con las empresas. Promovemos los estímulos fiscales que tienen las empresas que contratan personas con discapacidad e inclusive todas las empresas que participan en las ferias magnas de la Secretaría de Trabajo, hay reuniones previas al tema de la logística y están obligadas a tomar el taller”.

Sin embargo, Loza Estrada considera que pese a estos esfuerzos se logra la incorporación al mercado laboral de “un porcentaje mínimo” de las personas que acuden a estas instancias.

“En capacitación tenemos a 280 personas, 105 hombres 175 mujeres. Han iniciado un proyecto productivo que es un proyecto de auto empleo que les dan maquinaria equipo y herramienta 16 personas, cinco hombres y 11 mujeres. Y de dos mil 355 personas con discapacidad que se acercaron a nosotros 561 se han colocado, 268 hombres y 273 mujeres. Esto es de enero al corte de octubre en este año”.

La administración capitalina, por su parte, busca generar políticas públicas orientadas en el enfoque de vida independiente para las personas con discapacidad a través de dos programas que iniciarán el próximo año: el registro y credencialización de las personas con discapacidad que viven en el DF y el programa de Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad 2014-2018.

“Con la credencialización la idea es conocer exactamente qué es lo que hacen las personas con discapacidad y qué perfil tienen para poder incorporarlas, y al mismo tiempo empezar a trabajar con empresas.

El programa incluye 267 políticas públicas y 52 metas. Marca a cada dependencia qué es lo que tiene que hacer, sobre todo estas políticas públicas, qué es lo que tiene que hacer la Secretaría de Trabajo, la Secretaría de Movilidad, Medio Ambiente, Seguridad Pública, Salud, Educación, Cultura. Son 11 subprogramas”, dice Fidel Pérez de León.

Sin embargo, en este año se echó a andar un programa de empleo temporal en el que se emplearon a 300 personas con diversas discapacidades de las 16 delegaciones.

“Las colocamos en dependencias de gobierno y tuvimos muchos casos de éxito. Muchas de las personas a las que les dimos trabajo no quieren dejar de hacerlo, aunque fue sólo por tres meses. Este programa va a ser permanente, el próximo año lo vamos a duplicar con la idea de que sigan obteniendo esta experiencia las personas con discapacidad. Pero también hicimos que 150 funcionarios se sensibilizaran para que aprendieran a tratar a las personas con discapacidad”, afirmó el funcionario capitalino.

 

Buscan mejores políticas públicas

Para conmemorar el Día Internacional de las Persona con Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre, 180 dependencias públicas del Distrito Federal y organizaciones de la sociedad civil participarán en las actividades que se llevarán a cabo en la Semana de la Autonomía e Inclusión de las Personas con Discapacidad.

Entre los actos de conmemoración, organizados por el Instituto para la Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad (Indepedi) y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) del Distrito Federal, destaca la colocación de carteles en edificios de los entes públicos y organizaciones participantes y la apertura de un portal web, que simbolizarán muros físicos y virtuales en los que se podrán compartir historias de Autonomía e Inclusión de Personas con Discapacidad en la Ciudad de México.

En el muro virtual, al que se puede ingresar por la direcciónwww.diainternacionalpcd.df.gob , ya se pueden encontrar, en video, testimonios como el de Silvia Lozada, abogada fundadora de escuela Perros Guía, que tiene discapacidad visual.

Asimismo, del 3 al 5 de diciembre se realizará un Congreso al que asistirán conferencistas con discapacidad y donde se llevarán a cabo representaciones artísticas y paneles de discusión para promover los derechos políticos, civiles, sociales, económicos y culturales que posee este sector de la población.

Gamaliel Martínez Pacheco, director general del DIF DF, dijo que estas serán actividades interinstitucionales y servirán como un espacio para visibilizar las necesidades de las personas con discapacidad y generar mejores políticas públicas.

“El evento será un encuentro de opiniones y reflexiones académicas, institucionales y personales con lo cual se espera contribuir y sumar esfuerzos para la consolidación de una sociedad inclusiva y visibilizar el tema de la discapacidad, principalmente en el entendimiento de los ejes de participación ciudadana fortalecimiento de la autonomía y construcción de políticas públicas”, explicó.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s