Estilo que emociona (Reforma/Guadalajara)

Por Adriana Leyva, publicado en Reforma

Los reflectores apuntaban hacia él, tenía las manos húmedas por los nervios, pero desfiló como todo un modelo.

Acompañado de música en vivo, Armando Yael Corral Padilla giró con firmeza su silla de ruedas al participar en la primera pasarela incluyente que se realizó en Guadalajara, en el marco de la feria de tendencias Intermoda, que inicio el martes pasado y termina mañana.

“Es algo completamente nuevo porque además tienes la responsabilidad de lucir a un diseñador y la ropa genial que te hizo. Me sentí lleno por ser parte de un concepto totalmente nuevo de moda incluyente”, dijo el estudiante de Ingeniería en Tecnologíasde la Información.

Él tiene discapacidad motriz y la invitación le llegó en el Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) Occidente.

Hizo casting y fue seleccionado para participar en el desfile de moda que reunió a un grupo de 30 personas, todas con algún tipo de discapacidad.

“Se nos asignó un diseñador que se puso en contacto conmigo para saber qué me gustaba y cuál era mi estilo, y con base en eso más o menos nos apegamos a lo que se venía manejando en la ropa actual”, explicó Corral Padilla.

La ropa, concebida por siete diseñadores, fue confeccionada según las necesidades de cada uno de los participantes con discapacidad motriz, visual, auditiva y mental, con adecuaciones especiales para que fuera más sencillo vestirse acorde a las tendencias otoño-invierno 2014-2015.

Miroslava Delgado, de 20 años, no sabía si llorar o reír mientras desfilaba. Las miradas del público y la ropa de diseñador le dieron confianza.

“Son emociones encontradas para mí porque te toman en cuenta, cosa que nunca pasa y menos en una pasarela de modelaje, donde todo es perfecto”, señaló la modelo de baja estatura.

Para Ulises Zepeda, diseñador de la marca Prisma, visualizar la ropa fue la experiencia más creativa que ha tenido en su carrera porque tuvo que poner especial cuidado en detalles que para él no suelen ser tan importantes, como la ubicación del cierre, la flexibilidad de la tela, entre otros.

“La moda es para todos y tiene que llegar a todas las personas. El reto era que la ropa no hiciera obvia la discapacidad, sino también cómo hacer una prenda innovadora que resaltara otras cualidades de ellos”, comentó.

El desfile, como cualquier otro que se realiza en la industria del vestido, cumplió con los tiempos e intervalos correspondientes, y para que todo saliera a la perfección se requirió un staff de 90 personas para coordinarlo.

Margarita Gómez, productora en Intermoda, indicó que la idea surgió en la edición pasada, durante una junta de planeación del comité organizador.

Reconoció que, al ver el resultado, no pudo contener las lágrimas.

“Se comportaron como unos modelos, los vestidos los lucieron y todo salió bien”, destacó.

Pero no fue la única que se emocionó, ya que durante la pasarela, a los asistentes sentados en las gradas se les veía limpiarse las lágrimas.

Ver nota original

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s